Museos curiosos y accesibles

Los museos tienen su origen en el coleccionismo de objetos de valor. La conservación de determinadas piezas servía para ostentar el poder y el patrimonio. En sus orígenes, las colecciones eran visitadas por grupos elitistas reducidos, pero paulatinamente se pusieron al alcance de toda la sociedad y fueron ocupando un lugar relevante en la cultura popular.

Los museos aportan un valor artístico, histórico, científico y cultural a nuestras ciudades. En el post de hoy te presentamos once museos que destacan por su peculiaridad y que son accesibles para las personas con movilidad reducida

 

L’Iber, Museo de los soldaditos de plomo (Valencia)

 

Don Álvaro Noguera Giménez, uno de los economistas valencianos más importantes que ha habido, emprendió el proyecto de instalar un museo de miniaturas en los años 80. Fue un año después de su muerte, en 2007, cuando el L’Iber, Museo de los soldaditos de plomo abrió sus puertas.

Este museo cuenta con quince salas de exposición, más de 95000 piezas, una tienda, una sala de exposiciones temporales y una biblioteca. A través de las miniaturas, el visitante tiene la oportunidad de conocer momentos de la historia y/o, simplemente, ver figuras con un increíble valor artesanal.

Respecto a su accesibilidad, hay que tener en cuenta que la entrada principal tiene un escalón, por lo que se recomienda su visita con un acompañante. Asimismo, el edificio tiene un baño adaptado unisex, un ascensor que permite acceder a la primera planta, salas con puertas anchas y vitrinas que permiten aproximarse con la silla de ruedas. 

Museo del Juguete de Cataluña (Figueres, Girona)

 

El Museu del Joguet de Catalunya ha obtenido muchos certificados de excelencia por su trabajo de conservación. Más de novecientas personas han contribuido a la colección y, actualmente, es un gran referente internacional en museos relacionados con esta temática.

Juguetes de hojalata, muñecas de cartón, zoótropos, teatrinos… En este lugar se pueden encontrar juguetes desde finales del siglo XIX hasta la actualidad, lo que despierta la curiosidad entre personas de distintas generaciones.

El museo forma parte del programa Apropa Cultura (Acerca Cultura), que promueve una cultura inclusiva. Por ello, se han realizado remodelaciones para que las vitrinas se encuentren a una altura adecuada para las personas usuarias de sillas de ruedas

ARTlandya – Museo de Muñecas (Icod de los Vinos, Tenerife)

 

Continuamos con otro museo que nos invita a volver a la infancia. El ARTlandya cuenta con una impresionante colección de muñecas y ositos de peluche que han sido elaborados con mimo por artistas de diferentes países.

El centro se encuentra en una preciosa finca tropical que es accesible para las personas usuarias de sillas de ruedas y dispone de una terraza con vistas al Teide. Asimismo, los visitantes tienen la oportunidad de comprar artículos de recuerdo. 

Museo Muelle de las Carabelas (Palos de la Frontera, Huelva)

 

La Niña, La Pinta y La Santa María fueron las tres carabelas que llevaron a Cristóbal Colón al Nuevo Mundo. En el año 1992 se construyeron unas réplicas que se pueden visitar en el Museo Muelle de las Carabelas, uno de los lugares más visitados de Andalucía.

La entrada principal del edificio es ancha y no tiene escalones. Hay una rampa de acceso para llegar al primer piso. Asimismo, hay un baño adaptado que cuenta con un inodoro con barras de apoyo. 

Las personas usuarias de sillas de ruedas pueden disfrutar del recorrido por el museo, aunque solo una de las tres carabelas es accesible.

Museo de las Brujas de Zugarramurdi (Zugarramurdi, Navarra)

 

Zugarramurdi es conocido como el “Pueblo de las Brujas”. A principios del siglo XVII, muchos de sus habitantes decían haber visto brujas volando, lo que provocó la posterior intervención de la Santa Inquisición en la comarca.

El Museo de las Brujas muestra un episodio trágico e intrigante que quedará para siempre en la memoria historia. Ubicada en un antiguo hospital, su exposición es accesible para las personas con movilidad reducida

Museo Fournier de Naipes  (Vitoria, Álava)

 

El Museo Fournier de Naipes tiene su origen en la empresa de naipes de Heraclio Fournier. En 1916, su nieto Félix Alfaro inició una colección que fue ampliando con los años. Y, como resultado, este es uno de los pocos espacios museísticos en el mundo que está dedicado a las barajas. 

La colección se compone de cartas de diferentes países. No te quedes sin verla si visitas Vitoria, pues el museo es accesible.

Escuela Museo de Origami (Zaragoza)

 

El Museo del Origami de Zaragoza es el único en Europa sobre la historia del origami o papiroflexia. Exhibe figuras realizadas por artistas internacionales y muestra las distintas tendencias de plegado en el papel.

El centro tiene mostrador y baño adaptados, puertas automáticas para facilitar el acceso y ascensor. 

Museu de Sant Antoni i el Dimoni (Sa Pobla, Mallorca)

 

El Museu de Sant Antoni i el Dimoni rinde homenaje a la fiesta de Sant Antoni, que puede resultar especialmente curiosa para los visitantes extranjeros. En la exposición se encuentran caparrots, gigantes, demonios y otras figuras que forman parte de la tradición mallorquina.

Es accesible para las personas con movilidad reducida

Museo de la Paz (Guernica y Luno, Vizcaya)

 

El Museo de la Paz nace con la hermosa intención de finalizar los conflictos. Los visitantes pueden conocer más sobre el bombardeo de Guernika, la Guerra Civil y el exilio. Asimismo, podrán reflexionar sobre las relaciones humanas, la supervivencia, las tragedias y las reconciliaciones.

Tiene una entrada alternativa con ascensor que permite acceder a las personas con movilidad reducida. El itinerario de la sala de exposiciones es accesible y suficientemente espacioso como para permitir la circulación de los usuarios de sillas de ruedas

Hay dos baños adaptados en el edificio: en la planta baja  y en el sótano. 

 

Museo del Encaje y la Blonda (Almagro, Ciudad Real)

 

Almagro fue un importante referente nacional en la realización de la blonda (encaje de seda). Por ello, hay un museo dedicado a toda la labor artesanal que se ha llevado a cabo durante cientos de años. La exposición hace un recorrido histórico por las distintas técnicas de encaje y los utensilios que se emplean. 

En 2016, el Ayuntamiento instaló un salvaescaleras para que las personas con movilidad reducida puedan acceder a las tres plantas del edificio.  

Museo de Saleros y Pimenteros (Guadalest, Alicante)

 

El Museo de Saleros y Pimenteros es único en Europa. Cuenta con más de 20000 saleros y pimenteros de diferentes países y épocas. 

Las piezas expuestas nos muestran cómo la gente ha cambiado a lo largo de las décadas. Detrás de estos recipientes que forman parte de nuestra cotidianidad, hay una labor artística que se puede descubrir en este lugar.

Es uno de los pocos sitios del municipio que es accesible para las personas con movilidad reducida, por lo que su visita es imprescindible.

Recuerda que si alguna vez quieres viajar y visitar uno de estos museos, puedes encontrar hoteles accesibles en Omnirooms

Cuéntanos, ¿has estado en alguno de estos museos accesibles? ¿Qué otros museos curiosos recomendarías?

 

Fuentes: Museo de los soldaditos de plomo, Museu del Joguet de Catalunya, Turismo de Tenerife, Sapos y Princesas, Los Apuntes del Viajero, Museo Fournier de Naipes, ZaragozaGo, Turisme Petit, Turismo Vasco, Museo de la Paz, Turismo Castilla La Mancha, Museo de Saleros y Pimenteros, Nueva Museología, Turismo Zugarramurdi, Visit Valencia, Som Cultura, Local Guides Connect, Directorio Museos y Colecciones de España, Ayuntamiento de Almagro

 

Leave A Reply

Navigate